Los apuntes futbolísticamente incorrectos: México-Nueva Zelanda